martes, 11 de abril de 2017

¿Dónde surgieron las tragaperras?

El emigrante alemán Charles Fey, nacido en Vöhringen, Baviera (Alemania) y afincado en San francisco (California) donde se ganaba la vida como mecánico, es reconocido como el inventor de la maquina tragamonedas, “Tragaperras” en España. La máquina se llamó “Liberty Bell”, aunque ya existía una maquina basada en el juego del póker, muy popular en aquella época, pero que no podía dar premios en metálico por su complejidad (tenía cinco rodillos con 50 cartas de póker), con lo que los premios se daban en especie (cerveza, cigarrillos,…).

Tragaperras antigua

Parece ser que también existían unas máquinas que daban como premio chicles de sabores, y claro está, los símbolos de los rodillos eran frutas como el melón, las cerezas, o el símbolo BAR. De hecho, a las máquinas tragaperras en el Reino Unido se les llama máquinas de fruta (“fruit machines”). Como curiosidad, decir que el símbolo BAR, que todavía podemos ver en algunas máquinas de hoy, en realidad era el logotipo de la empresa “Bell-Fruit Gum Company”.

Las modernas tragaperras se llaman “Slots” y se juega en internet, desde la comodidad de nuestra casa y con nuestros amigos en línea, como las tragamonedas online Sloty, que es una de las mejores tragaperras del momento.

¿Qué consiguió Charles Fey?


La máquina de Charles Fey constaba de tres rodillos con cinco símbolos: herradura, diamante, espada, corazón y campana de la libertad (de ahí el nombre de “Liberty Bell”). Apasionado de las maquinas desde la infancia, Fey, reduciendo el número de tambores y símbolos, consiguió que la máquina pudiera dar premios en metálico. Atrás quedaron las cervezas y los chicles, ahora se podía conseguir dinero contante y sonante. Fey consiguió que la gente jugara para ganar dinero.

¿Cómo son las máquinas tragamonedas ahora?


Las máquinas tragaperras actuales poco o nada tienen que ver con aquellas primeras “Bandidas de un brazo”, término que hace referencia a la palanca que había que accionar para poner en marcha el mecanismo. Si bien es cierto que siguen habiendo muchos bares que tienen una máquina, y que a pie de calle continúan existiendo salones de juego para mayores de edad y casinos, ahora lo que más abunda son los salones de juego online, con máquinas virtuales, en las que se juega con dinero “virtual” y que, por supuesto, ofrecen premios virtuales. Digamos que se juega por el simple placer de pasar un buen rato compartiendo el juego y tus logros con tus amigos en las redes sociales. Tienen distintas temáticas y distintos escenarios dependiendo de cada tragaperra, con unos dibujos y unos gráficos muy buenos y súper llamativos, como la Fiesta Zombi, el Infierno de la Fruta, la Granja, Viaje a China etc. La diversión está asegurada. Hagan juego señores.

No hay comentarios: